Ecología

Cada Persona es un Mundo… de Bacterias

Sabemos que en nuestro cuerpo existe un número de bacterias beneficiosas, pero en lo general, no tenemos mucho conocimiento de la cantidad que tenemos de ellas en el cuerpo, ni si realmente son tan importantes para nosotros.

Lo primero que nos puede sorprender, es saber la cantidad de bacterias que existen en nuestro cuerpo: hasta hace uno años se decía, a partir de un artículo de 1972, que en cada cuerpo hay 10 veces más bacterias que células propias del cuerpo, lo que significa que cada persona tenemos dentro 2 kilos de bacterias.

Pero eso ya no es así, un artículo de 2016 entra más a fondo en el cálculo, y demuestra que en realidad tenemos el mismo número de bacterias que de células corporales, que corresponde al 0,3% del peso corporal, aproximadamente unos 200 gramos.

La piel es el alojamiento de una enorme y variable cantidad de bacterias, a pesar de que la piel sea, en términos generales un sitio para vivir frío, ácido y seco, un gran número de bacterias se han logrado adaptar para desarrollarse ahí, aprovechando las características de la capa más superior de la piel (llamada epidermis) como son la presencia de glándulas y pelos.

Un ejemplo de bacteria que se aprovecha de las glándulas de la piel para crecer es el de Propionibacterium acnes. El nombre no es causal, esta bacteria hace que se formen granos en la piel. En la piel tenemos un tipo de glándulas que despiden sustancias grasosas que sirven para lubricar la piel y el cabello, y actúa en parte de defensa antibacteriana, pero esto a esta bacteria no sólo no le afecta, sino que está adaptada para alimentarse de esa sustancia, pudiendo crecer dentro de la glándula y creando esa desagradable forma que todos hemos sufrido.

Como curiosidad, el mal olor producido por el sudor también es en parte consecuencia del metabolismo de ciertas bacterias.

Las bacterias de la piel no se reparten en la misma cantidad, las zonas menos descubiertas del cuerpo humano son las más habitadas, como el ombligo, las axilas,  o la zona que está detrás de las orejas; por otro lado, las zonas del cuerpo con más glándulas también son las más colonizadas (cara, pecho y espalda) por las bacterias que pueden alimentarse de las secreciones, como la descrita anteriormente.

Pero no todo está en la superficie, el mayor número de bacterias realmente se encuentran dentro del intestino, y sus características y funciones son más variables y complejas que las bacterias de la piel.

Los organismos que vive en el intestino como bacterias, arqueas y eucariotas, y sus interacciones hacen del intestino un mundo, con complejos sistemas ecológicos, con interacciones entre especies, y entre las especies con su medio, que en este caso es un órgano humano.

Las bacterias, que son el tema de la entrada, aportan por simbiosis una alta gama de beneficios como son el fortalecimiento de la integridad intestinal, la recolección de energía y nutrientes imprescindibles para la vida como las vitaminas, la protección contra patógenos e incluso la regulación de la inmunidad del huésped.

Sin embargo, esta simbiosis representa un arma de doble filo, pues su malfunción o alteración está relacionada con un gran número y diversidad de enfermedades, como puede ser la enfermedad de Crohn.

Referencias:

  • Grice EA, Segre JA. The skin microbiome. Nature reviews Microbiology. 2011.
  • Sender R, Fuchs S, Milo R. Revised Estimates for the Number of Human and Bacteria Cells in the Body. PLoS Biology. 2016.
  • Thursby E, Juge N. Introduction to the human gut microbiota. Biochemical Journal. 2017;474(11):1823-1836. doi:10.1042/BCJ20160510.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s