Ciencia en la Historia

Lo Que Tardó la Biología

Desde que creé el blog, he de admitir que he aprendido muchísimas cosas sobre la biología que desconocía completamente, sobre todo lo relacionado con la historia de la biología, de los contextos que acontecieron a distintos descubrimientos o las repercusiones que tuvieron.

Conforme aprendo, me doy cuenta del detalle del que os voy a hablar hoy.

De las ramas principales de la ciencia, me da la sensación personal de que la biología ha sido durante mucho tiempo la que ha ido más atrasada con respecto al resto, por razones que desconozco.

Si bien hay que tener por base, que algunas ramas de la ciencia han sido descomunalmente precoces en la historia, dejando sin posibilidad de comparación con el resto como las matemáticas o la astronomía, que antes de que casi ni se intuyera el método científico ya habían aportado un conocimiento a la humanidad tremendo.

No es hasta casi mediados de Edad Moderna cuando la física, la química y la biología empezaron a florecer, aunque no al mismo tiempo. Robert Boyle en 1661 e Isaac Newton en 1687 asientan las bases de la química y la física, respectivamente. En el ámbito de la biología, los descubrimientos giraron sobre todo alrededor de la medicina, buscando empíricamente plantas o a través de la fisiología humana, lo más reseñable fue la fabricación de Anton van Leeuwenhoek de una lente capaz de ver bacterias, lo que abrió el mundo de la microbiología, como bien explicó RH en una de sus entradas.

En el siglo XVIII empiezan a desarrollarse distintas subramas como la termodinámica, la óptica, y se logra aislar elementos como el cobalto, el platino, el níquel o el hidrógeno. Mientras que la biología, diferenciada de la medicina como hemos dicho antes, el gran Carlos Linneo unifica el conocimiento botánico en su “Species plantarum”, pero no hubo mucho más avance.

Avanzando el tiempo, impresiona saber que mientras Amadeo Avogadro asentaba las bases de la química, todavía se pensaba que la vida se creaba por generación espontánea, la cual postulaba que ciertos seres vivos surgían de manera espontánea a partir de materia orgánica o inorgánica, es decir, que en la misma época en que aún pensaban que las moscas surgían mágicamente de los excrementos, Avogadro ya postulaba el concepto de mol y pesos moleculares.

También cabe mencionar que gracias a las lentes, los avances en biología celular de esta en esta época sí estuvieron a la altura de otras disciplinas. En la década de 1830 se postuló el concepto de célula como unidad fundamental de la vida, se encontró el núcleo celular, y antes de acabar el siglo, se distinguieron cromosomas, mitocondrias y cloroplastos.

La evolución no tuvo tanta suerte, no fue hasta hasta 1859 cuando Darwin escribió “El origen de las especies” que se empezó a tratar este concepto, el cual llegó más tarde que las leyes del electromagnetismo (1855) y cerca de la tabla periódica que Mendeléyev realizó de los 66 elementos ya conocidos.

En mi opinión las diferencias más grandes se ven a principios del siglo XX, ¡y es que llego a saber antes cómo es la estructura de los átomos que la de los genes! y no solamente eso, es que Einstein formuló sus más famosas teorías, incluida por supuesto la de la relatividad, antes de conocer la estructura del ADN.

Finalmente, los descubrimientos y los avances en la biología de la segunda mitad llegaron, a mi criterio, al nivel que tenían las otras ramas que crecieron a la par que ella, y hoy día, nada tiene que envidiar.

Un comentario sobre “Lo Que Tardó la Biología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s