Cambio Climático·Ciencia en la Historia·Curiosidades

Ciencia y Revolución

En la historia de la humanidad la figura de personas que con sus ilustres ideas cambiaron el paradigma de la sociedad en la que vivían y más allá han ido surgiendo con relativa asiduidad. Han sido en su amplia mayoría figuras que daban un mensaje ubicado en temas humanísticos, sobre todo sociales, como la figura de Voltaire con la ilustración, Martin Luther King contra la discriminación racial o Martín Lutero con la reforma eclesiástica.

Sin embargo, esa concesión de revolución y revolucionarios no se suele relacionar con el mundo de las ciencias, e incluso hoy día, a los científicos más influyentes de la era moderna o contemporánea como Newton, Einstein o Curie no se les relaciona con el cambio tan tremendo que realizaron en la humanidad, sino más como figuras solemnes que se dedicaban a sus “cosas”, muy inteligentes, pero con muy poca influencia sobre la sociedad en la que vivían, y para nada se consideran revolucionarios.

Por ello hoy voy a escribir sobre tres casos en los que la ciencia supuso un cambio tremendo en la humanidad, como sucedió con otras concepciones humanistas, y visualizar que la ciencia también puede ser un acto de revolución.

Las Matemáticas como Demostración de Inteligencia

Como he mencionado en otra entrada, en la humanidad, el ámbito científico que se desarrolló más rápido que cualquier otro fueron las matemáticas, uno de los máximos exponentes fue la civilización griega en la Edad Antigua.

El desarrollo de la filosofía y de las matemáticas en Grecia fue uno de los factores más importantes del desarrollo humano en esa era, los conocimientos adquiridos siguen sorprendiendo hoy día. Uno de sus máximos representantes fue Pitágoras, el cual no solamente desarrolló una gran cantidad de conocimiento, además fundó la escuela pitagórica, una sociedad, que aunque de base religiosa, realizaron diversos avances científicos. Tal fue la revolución que representaba el conocimiento, que fueron aniquilados por orden del Estado.

El teorema de Pitágoras es una revolución en sí misma, es una de las ecuaciones más importantes descubiertas por el ser humano. Tanto es, que el científico Gauss, otro de los gigantes de la ciencia, en 1820, ante la posibilidad de que existiera vida inteligente en la luna o en Marte, propuso en Siberia talar un bosque de pinos de manera que tuviera la forma del diagrama que explica el teorema de Pitágoras, para que, si alguien nos estuviera observando desde espacio, supiera que en este planeta se había desarrollado vida inteligente.

Como anécdota, en la novela de “el planeta de los simios” el protagonista humano también utiliza este teorema para mostrarle a los simios que él también es inteligente.

Física, Química, Paz y Activismo.

A lo largo del siglo XX, algunos conocimientos desarrollados por químicos y físicos fueron utilizados para las guerras que se iban desarrollando. Uno de los más famosos fue la creación de la bomba atómica, en el cual se usaron conceptos teóricos de estudios ajenos siquiera al desarrollo de ningún tipo de arma.

Y aunque no fuera la intención, ni tuvieran la responsabilidad del uso militar que se le dio a su investigación, hubo varias figuras científicas que se posicionaron activamente en contra de usar esos conocimientos para el desarrollo de armas nucleares, la más destacada, la de Linus Pauling.

Este hombre supo en todo momento que la ciencia que podía estar desligado del poder, y que tenía mucho que decirle a estos. No solamente fue Nobel de Química en 1954, sino que por sus campañas en contra de las pruebas nucleares fue Nobel de la Paz en 1962. Su activismo perduró hasta el fin de sus días.

Este activismo no fue en vano, Pauling también participó en el Manifiesto Russell-Einstein, firmado en plena guerra fría, en la que once científicos de fama mundial alertaban de la peligrosidad de la proliferación del armamento nuclear y solicitaban a los líderes mundiales buscar soluciones pacíficas a los conflictos internacionales.

La Revolución Ecológica. Ciencia y Medio ambiente.

La versión más actual de este tema está al orden del día, hoy día no cabe duda de que el cambio climático está ya encima nuestra, y de la causa de su aceleración es humana, durante décadas, han sucedido eventos tanto negacionismo como reinvidicativos, el medio ambiente es una de las causas sociales que hoy día más preocupa y que más hay que tener en cuenta.

Y la base es científica, a lo largo de los años, se va comprobando que los que niegan este evento no tienen razón, y la conciencia colectiva es mayor a cada año que avanza, cada generación sabe mejor que la anterior la situación a la que se enfrentan. La sostenibilidad está al orden del día en ámbitos no académicos.

En este caso, el estudio ha sido tan intenso y tan prolongado en el tiempo, que no existe una persona la que individualmente haya sido abanderado de la situación climática, sino que a través del método científicos, grupos de todo el mundo han llegado a la misma conclusión. Y aunque existe divulgación científica al respecto, todavía falta fuerza para que los dirigentes de los países del mundo actúen con, al menos, la misma contundencia con la que nos llega el cambio climático.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s